>
[ Fibra Óptica ]
Actualidad y futuro de las redes ópticas

Francisco Ramos Pascual. Doctor Ingeniero de Telecomunicación. Profesor Titular de Escuela Universitaria. Universidad Politécnica de Valencia

Si bien las arquitecturas de redes tradicionales están compuestas de cuatro capas: la capa física de fibra, la capa de multiplexación óptica, la capa de conmutación ATM y la capa de enrutamiento IP, muchos proveedores de servicio están respondiendo al mercado cambiante con el fin de optimizar el funcionamiento de sus redes y los costes de mantenimiento. Los principales motores de este cambio son el espectacular incremento de tráfico IP, principalmente como consecuencia de Internet, y los avances producidos en las tecnologías de transmisión óptica. Así pues, uno de los cambios fundamentales consiste en trasladar los beneficios proporcionados por ATM a la capa IP mediante desarrollos tales como MPLS (multiprotocol label switching). De hecho, en las grandes redes IP la capa ATM está desapareciendo debido a que ahora los enrutadores IP presentan mejoras en cuanto a la velocidad de procesamiento y de transmisión de paquetes.


Figura 1. Modelo de red óptica basado en 2 capas


Los expertos aseguran que la arquitectura de red óptima estaría basada en dos capas: una capa de enrutamiento IP y una capa de transmisión óptica (figura 1). En esta red los enrutadores toman decisiones sobre los paquetes, mientras que la capa de transmisión proporciona rutas de conexión flexibles entre estos enrutadores. Los nodos de transmisión, tales como OXCs, se encargan de las labores de conmutación entre las fibras, longitudes de onda individuales, o incluso ranuras temporales del interior de las longitudes de onda si la funcionalidad SDH se encuentra integrada en ellos. La conexión entre las capas IP y óptica se realizaría mediante GMPLS (generalized multiprotocol label switching).


Este planteamiento de separar el enrutamiento y el transporte óptico resulta bastante lógico, aunque algunas personas argumentan que en un futuro la red se consolidará en una única capa completamente óptica. Para ello son claves las investigaciones que se están llevando a cabo en la actualidad sobre nuevos dispositivos fotónicos (puertas lógicas y memorias ópticas, entre otros) dentro del marco de las redes ópticas de paquetes (Conectrónica no. 54, pp. 8-12). En este artículo y siguientes analizaremos en profundidad todos estos factores que condicionan el escenario futuro de las redes ópticas.


Figura 2. Desarrollos de la tecnología de red basada en IP.


Control de red basado en IP
Una red óptica se divide generalmente en un plano de transporte, un plano de gestión y un plano de control. El plano de transporte proporciona la transmisión óptica y la amplificación de las señales. Por otro lado, el plano de gestión proporciona mecanismos de configuración, gestión de fallos y de prestaciones, así como funciones de seguridad y provisión de conexiones. Por último, el plano de control se encarga de facilitar la configuración rápida y eficiente de las conexiones dentro de la capa de transporte, reconfigurar o modificar las conexiones previamente establecidas y realizar funciones de protección/restablecimiento en caso de fallos.


Como se ha comentado con anterioridad, se espera que las redes ópticas adopten un esquema de arquitectura IP sobre WDM mucho más simple, en el cual se eliminen las capas ATM e incluso SONET/SDH, debido en gran parte al actual predominio de tráfico IP. Así, el primer paso consistiría en eliminar la capa ATM en favor de POS (packet over SONET), para posteriormente eliminar también la capa SONET. Evidentemente, dada la inversión actual en tecnología SONET/SDH este proceso sería gradual y comenzaría en las áreas metropolitanas para extenderse posteriormente a los enlaces de largo alcance.


La tecnología SONET/SDH (Conectrónica no. 51, pp. 10-15 y no. 52, pp. 8-14) está diseñada para tráfico de voz y es bastante costosa en relación con Ethernet, que está diseñada para datos. Adicionalmente, resulta compleja y poco flexible en relación con la implantación de nuevos servicios y capacidades. Por lo tanto, está claro que usar conmutadores Ethernet en lugar de multiplexores (ADMs) SONET/SDH reducirá considerablemente los costes. No obstante, existen diversos obstáculos para la adopción de la tecnología Ethernet, siendo el principal de ellos el relacionado con la fiabilidad y disponibilidad de red.


La tecnología SONET/SDH se diseñó inicialmente para redes troncales, por lo que posee mecanismos de disponibilidad y fiabilidad robustos basados en un alto nivel de redundancia tanto dentro como fuera de los equipos. En especial, las redes SONET proporcionan una disponibilidad del 99,999 %, que equivale a una caída de 5 minutos por año. En cambio, la tecnología Ethernet se diseñó principalmente para redes de empresa donde los requisitos de disponibilidad no son tan altos. En la tabla I se muestra una comparativa entre SONET y Ethernet.


Figura 3. Arquitectura basada en OADMs/OXCs: modelo "overlay"


Precisamente para reemplazar las capacidades de disponibilidad y fiabilidad de SONET, especialmente en el entorno metropolitano, existen toda una serie de técnicas como son el desarrollo de múltiples rutas redundantes en topologías de malla o nuevos tipos de planos de control (estándar e IP L3 extendido). En cualquier caso, se requiere todavía algún tipo de entramado, para lo cual Gigabit Ethernet (GE) constituye una alternativa perfecta. GE es bastante popular en el entorno metropolitano, pues tiene un coste relativamente bajo y está experimentando una creciente demanda conforme las empresas comienzan a extender sus LANs a lo largo de las ciudades.


Evolución del modelo de capas
La figura 2 muestra la evolución de los mecanismos de transporte de IP en relación con las técnicas de enrutamiento utilizadas. Se observa que los enrutadores basados en software se reemplazan por otros basados en hardware mucho más rápidos. Inicialmente estos enrutadores se conectan entre sí utilizando líneas alquiladas: IP sobre SDH, pero el aumento de tráfico obliga a una expansión del “throughput” de los mismos. Surgen de este modo los enrutadores IP Terabit electrónicos interconectados mediante enlaces WDM de gran capacidad: IP (sobre SDH) sobre WDM. Otra de las posibilidades para el desarrollo de redes IP a gran escala se basa en el esquema IP sobre ATM, el cual ha sido adecuadamente sustituido por MPLS como se ha comentado anteriormente. MPLS proporciona conmutación orientada a la conexión basada en enrutamiento IP y en un protocolo de señalización IP. El funcionamiento de MPLS se basa en la utilización de etiquetas para la conmutación de las rutas de los paquetes, pudiendo utilizarse diferentes tecnologías en la capa de enlace tales como ATM, Frame Relay, PPP, etc.
El siguiente paso en la evolución hace referencia a la capa óptica, encontrándose esquemas basados en IP sobre WDM y MPLS fotónico (figura 2). La extensión de MPLS a la capa óptica consiste básicamente en utilizar longitudes de onda como etiquetas. De este modo, una ruta etiquetada mediante longitud de onda acomoda paquetes IP que siguen el mismo camino, mientras que el enrutador MPLS fotónico es el encargado de conmutar estas rutas ópticas. La capa MPLS fotónica puede constituir una sub-capa del MPLS eléctrico. Dado que los enrutadores IP reconocen a los enrutadores MPLS fotónicos, ambos pueden funcionar de forma integrada mediante señalización IP.


Figura 4. Arquitectura basada en OADMs/OXCs: modelo "peer"


En MPLS se añade una etiqueta de la capa 2 a cada paquete en el enrutador de entrada, la cual se va intercambiando tras cada enlace. En el caso de MPLS fotónico, se añade una etiqueta de longitud de onda a cada flujo de bits y cada paquete IP se acomoda en una determinada ruta de longitud de onda en el enrutador de entrada. El mecanismo de ruta por longitud de onda consiste en reservar una determinada longitud de onda para una ruta desde el enrutador de entrada hasta el de salida. Otra posibilidad consiste en una ruta de longitud de onda virtual, según la cual se cambia la longitud de onda tras cada enlace. Una de las principales diferencias entre MPLS y MPLS fotónico es que el primero permite unir etiquetas, mientras que el segundo no. Otra de las diferencias es que con MPLS fotónico el número de rutas disponibles por enlace está limitado a menos de 100, por lo que esta tecnología se aplicará inicialmente a redes troncales.


Arquitecturas de red IP
Para la provisión de servicios IP existen dos enfoques distintos: uno basado en OADMs y OXCs, y el otro basado en enrutadores IP. En el primer caso, se pueden proporcionar otros servicios además de IP desde la misma plataforma, incluyendo SDH/ATM. En el modelo de la figura 3 las rutas ópticas proporcionan enlaces entre los enrutadores para la capa IP. La gestión de red está basada en un modelo cliente-servidor donde la red IP es cliente de la capa de red óptica. Adicionalmente, no existe ningún intercambio de información de enrutamiento entre ambas capas. La topología de la capa de red óptica es invisible para la capa IP, por lo que el plano IP debe tener la capacidad de resolver direcciones o disponer de una base de datos de los puntos de finalización de las rutas ópticas. Este mecanismo de control es muy similar al existente en el esquema de IP sobre ATM. En el caso de un mecanismo de control distribuido, los OXCs y otros equipos se consideran como enrutadores IP virtuales, y tanto las redes de enrutadores IP como las redes ópticas utilizan protocolos de señalización y enrutamiento comunes como GMPLS. Es decir, los enrutadores IP y los OXCs tienen una función equivalente en el plano de control: todos los dispositivos se comportan como enrutadores IP. Este modelo de arquitectura se representa esquemáticamente en la figura 4.


En las redes basadas en enrutadores MPLS fotónicos también pueden plantearse sendos esquemas de control: centralizado y distribuido. No obstante, la ventaja en este caso es que sólo se necesita una simple extensión de la jerarquía MPLS existente para realizar el control distribuido. Con este esquema, cada enrutador MPLS fotónico conoce la topología de red de la capa óptica y el estado de los enlaces. Las figuras 5 y 6 muestran las arquitecturas para estas redes. La elección de un escenario u otro depende del campo de aplicación y de diversas variables: tipo de servicios a proporcionar (sólo IP u otros), propiedad de los equipos, segmentación de la gestión de red, etc.


Figura 5. Arquitectura basada en enrutadores MPLS fotónicos (control centralizado)


Mejoras en el estándar SONET
Al tiempo que Ethernet se modifica para cubrir diversas funcionalidades de SONET con el fin de implantar el esquema IP sobre WDM, el estándar SONET también está sufriendo importantes cambios para adaptarlo al tráfico de datos. El principal problema del estándar SONET para la transmisión de señales de datos es su rígida estructura de tramas de tasa fija que son mucho más adecuadas para la transmisión de tráfico de voz que de ráfagas de datos. Así pues, algunas limitaciones que presenta son:

  • Las tasas de línea son altamente discretas: las únicas disponibles son STS-3c (155 Mbit/s), STS-12c (622 Mbit/s) y STS-48c (2,4 Gbit/s), por lo que para tasas intermedias hay que escoger la tasa superior que puede ser excesivamente grande. Adicionalmente, estas tasas no encajan bien con las que se generan habitualmente en las redes de área local Ethernet. Por ello, para conectar dos Ethernet LAN a 100 Mbit/s se debe tomar STS-3c con el consiguiente desperdicio de un tercio del ancho de banda.
  • GE emplea una codificación 8b/10b en la capa física, por lo que para interconectar dos Ethernet LANs remotas se requieren 2,5 Gbit/s. Luego por tan sólo 100 Mbit/s resulta necesario tomar un canal STS-48c completo para la transmisión de cada flujo GE.
  • No se permite la división del tráfico y la transmisión multicamino, por lo que para enviar una señal de 100 Mbit/s no se pueden emplear dos rutas de 50 Mbit/s o STS-1.
  • Dado que el tipo de tráfico que transporta cada trama SONET se indica únicamente con un bit de la cabecera, no resulta fácil mezclar distintos tipos de tramas en el interior de una trama SONET.


Figura 6. Arquitectura basada en enrutadores MPLS fotónicos (control distribuido)


Para resolver en parte todas estas limitaciones, la nueva generación de SONET plantea las siguientes soluciones:

  • Concatenación virtual: permite agrupar cualquier número de señales STS-1s ó T-1s como un único flujo SONET. Por ejemplo, dos señales STS-1s pueden combinarse para formar una señal STS-1-2v de 102 Mbit/s que sí que resulta adecuada para transmitir las tramas Ethernet de 100 Mbit/s. Al mismo tiempo, también permite que las componentes de un mismo flujo tomen distintas rutas. De este modo, se pueden ofrecer servicios OC-192 mediante cuatro rutas OC-48 paralelas.
  • Esquema de ajuste de la capacidad de enlace: el número de señales STS-1s en el flujo SONET concatenado virtualmente puede variar de forma dinámica.
  • Protocolo de entramado genérico (Generic Framing Protocol, GFP): permite que cada paquete de la trama SONET tenga su propio tipo de protocolo, por lo que resulta posible transmitir Frame Relay, Fibre Channel y Ethernet sobre la misma trama SONET. Además, GFP también dispone de un modo transparente que se ha diseñado para comprimir los flujos codificados 8b/10b por un factor 80/65. De este modo, una señal GE requiere sólo 1,02 Gbit/s para la conectividad de su capa física y pueden transmitirse dos flujos GE sobre un enlace STS-48c.


En resumen, todas estas modificaciones son más adecuadas para tráfico de datos y proporcionan un compromiso en términos de flexibilidad y disponibilidad. Está claro que IP seguirá siendo el servicio de datos más popular, pero la pregunta es si Ethernet será utilizado como medio de transporte o las tramas Ethernet se transportarán sobre la infraestructura SONET. La pregunta está en el aire. La gran ventaja que tiene SONET es que en la actualidad existe una importante infraestructura desplegada, pero los avances que se están produciendo últimamente en el campo de las redes ópticas de paquetes y desarrollos tales como GMPLS auguran un futuro muy distinto.












Copyright © 2003 por Aero ENDOR Webmasters. Reservados todos los derechos.
Aero ENDOR no se hace responsable por el contenido publicado de fuentes externas.